Funciones del departamento de orientación en el colegio

El departamento de orientación ocupa un lugar destacado en la estructura de un centro educativo. Los profesionales que lo integran desarrollan una importante labor pedagógica.

¿Cuál es la misión del área de Orientación Escolar?

Aunque es un departamento tan esencial, en ocasiones, no es lo suficientemente conocido por las familias. Los profesionales elaboran planes de apoyo para reforzar el aprendizaje de los alumnos. La programación realizada por el departamento promueve la formación integral de los estudiantes, atendiendo a sus necesidades.

La orientación escolar favorece la enseñanza personalizada. Cada caso se analiza de forma individual. El equipo, que mantiene una comunicación constante con el jefe de estudios, está integrado por perfiles especializados en pedagogía, educación y psicología. Pues bien, a continuación explicamos para qué sirve la orientación escolar y qué beneficios ofrece en la actualidad.

1. Enseñanza de técnicas de estudio

El departamento ofrece recursos de apoyo para alimentar la autonomía en el alumno. El aprendizaje de técnicas de estudio incrementa el empoderamiento académico para estudiar un tema. Adquiere habilidades para realizar un esquema, resaltar las ideas principales por medio del subrayado y tomar apuntes. Por tanto, el departamento crea el contexto ideal para aprender a aprender.

2. Orientación a la diversidad

Es importante atender las prioridades de todos los estudiantes. Y, por ello, el departamento analiza necesidades concretas que garantizan la atención a la diversidad. Los profesionales que componen el departamento identifican dificultades de aprendizaje y planifican una intervención adecuada en cada caso. Con frecuencia, las dificultades de aprendizaje se manifiestan en la escritura y en la lectura. Cuando la situación lo requiere, los alumnos asisten a clases para alimentar la comprensión lectora y mejorar la ortografía.

3. Apoyo y orientación para padres

La comunicación entre la familia y la escuela es positiva para todas las partes implicadas. Los padres reciben orientación y asesoramiento cuando lo necesitan, y este diálogo beneficia principalmente al alumno. El centro educativo y las familias se coordinan para lograr objetivos positivos. Por ejemplo, los progenitores descubren herramientas y sugerencias para educar en casa.

4. Identificación y refuerzo de las fortalezas de los alumnos

Como hemos comentado previamente, la atención a la diversidad es esencial. Pues bien, el apoyo escolar está alineado con el refuerzo de las fortalezas personales de cada estudiante. Una intervención educativa que pone el acento en las cualidades positivas y en las capacidades alimenta la autoconfianza del estudiante. Es decir, el alumno está más motivado y cultiva su potencial.

5. Desarrollo de acciones que mejoran la convivencia en el centro educativo

El departamento promueve el desarrollo pleno del alumnado. La formación integral va más allá de los conocimientos teóricos y prácticos. La felicidad en la vida académica es una cuestión importante. Una convivencia agradable favorece el bien común, el compañerismo y la amistad. La detección temprana y la prevención del acoso escolar ocupan un lugar destacado en el proyecto desarrollado, y los profesionales diseñan un protocolo de actuación para reconocer las señales de bullying en su etapa inicial.

6. Apoyo permanente al profesorado

La orientación educativa repercute positivamente en el aprendizaje de los alumnos, pero también constituye un elemento de apoyo para los profesores que imparten clase. El profesorado trabaja en equipo con el departamento para conseguir objetivos comunes. Los docentes necesitan ampliar su propio conocimiento por medio de la formación continua. El departamento puede planificar cursos y talleres para reforzar competencias profesionales en el equipo. Y, de este modo, el departamento se implica para potenciar la innovación educativa.

7. Redacción del plan de acción tutorial

El departamento está perfectamente integrado en la estructura del centro. Por ello, su ámbito de aplicación se centra en la agenda del día a día. El plan de acción tutorial analiza los objetivos a alcanzar, la metodología adecuada, las bases del proceso formativo, el seguimiento y la evaluación en el centro educativo.

8. Orientación vocacional

El proceso de aprendizaje está relacionado con el descubrimiento de las preferencias personales. A lo largo de su vida académica, el alumno toma decisiones que le preparan para su futura incorporación al mercado laboral. Cada persona puede valorar diferentes itinerarios, pero lo verdaderamente importante es que cada perfil desarrolle sus habilidades y competencias. Pues bien, el departamento de orientación ofrece asesoramiento personalizado para que el alumno descubra qué asignaturas le gustan más. De este modo, podemos acompañar a cada estudiante para que oriente sus pasos hacia un sector que le entusiasma: aquel ámbito que está alineado con su talento y con sus inquietudes.

Por tanto, el departamento de orientación del colegio Villa de Griñón es esencial para profesores, alumnos y familias. Promueve el desarrollo personal desde un punto de vista integral: social, emocional, cultural, afectivo y educativo. El departamento ofrece clases de apoyo en idiomas y desarrolla acciones de promoción de la lectura. En definitiva, elaboramos planes de intervención para ofrecer soluciones ante las situaciones que requieren de una actuación especializada.

Deja un comentario